cómo preparar abono orgánico casero

Guía para preparar o hacer abono casero orgánico para tus plantas

 

El abono orgánico casero es una excelente manera de aprovechar al máximo tus desperdicios diarios y obtener un fertilizante natural y nutritivo para tus plantas. Este tipo de compostaje casero utiliza materiales orgánicos como residuos de cocina, restos de jardín y otros desechos biodegradables para crear un abono rico en nutrientes.

Contenido
  1. Cómo preparar abono orgánico casero
  2. Opciones de abono orgánico casero recomendadas
  3. Beneficios del abono orgánico casero
  4. Ventajas del abono orgánico frente a los fertilizantes sintéticos
  5. Desventajas de los fertilizantes sintéticos
  6. Conclusión
  7. Preguntas Frecuentes

Cómo preparar abono orgánico casero

Además de ser una forma sostenible de manejar tus desperdicios, el abono orgánico casero ofrece una serie de beneficios para tus plantas y para el medio ambiente en general. A continuación, te mostraré cómo preparar abono orgánico casero:

Capa de materiales orgánicos

Empieza por hacer una capa de materiales orgánicos en tu pila de compost. Puedes utilizar restos de cocina como cáscaras de frutas y verduras, posos de café, bolsas de té usadas, restos de hojas y césped, entre otros.

Mantén un equilibrio adecuado

Mantén un equilibrio adecuado entre materiales verdes (ricos en nitrógeno) y materiales marrones (ricos en carbono). Los materiales verdes incluyen restos de cocina, césped recién cortado y estiércol fresco, mientras que los materiales marrones incluyen hojas secas, papel y cartón. La proporción ideal es de aproximadamente tres partes de materiales marrones por cada parte de materiales verdes.

Aireación

Voltea el compost regularmente para asegurarte de que todos los materiales se descompongan de manera uniforme y reciban suficiente oxígeno. Puedes usar una horquilla de jardín o una pala para mezclarlos y airearlos.

Control de humedad

Monitoriza los niveles de humedad en tu montón de compost y agrega agua si es necesario para mantenerlo húmedo pero no excesivamente mojado. La humedad adecuada ayudará a la descomposición adecuada de los materiales.

Maduración del compost

Deja que el compost madure durante varios meses antes de usarlo en tus plantas. Durante este tiempo, los materiales se descompondrán y se convertirán en un abono oscuro y rico en nutrientes.

Opciones de abono orgánico casero recomendadas

Además de esta lista que has visto, te  añado también otras opciones de abono orgánico casero altamente efectivas y fáciles de hacer en casa:

Estiércol de conejo

El estiércol de conejo es un abono orgánico casero rico en nutrientes como nitrógeno y fósforo. Puedes obtenerlo fácilmente de una granja de conejos o una tienda de mascotas local. Antes de aplicarlo a tus plantas, mézclalo con otros materiales orgánicos.

Cáscaras de plátano y cáscaras de huevo trituradas

Las cáscaras de plátano y las cáscaras de huevo trituradas son ricas en potasio y calcio, que son nutrientes esenciales para el crecimiento de las plantas. Recolecta las cáscaras de plátano y huevo, sécalas, tritúralas y mézclalas con el suelo o el compost.

Posos de café

Los posos de café son una buena fuente de nitrógeno, fósforo y potasio. Puedes utilizar los posos de café como cobertura o mezclarlos con el suelo para obtener nutrientes adicionales.

Orina diluida

La orina diluida contiene altos niveles de nitrógeno, que son beneficiosos para el crecimiento de las plantas. Dilúyela con agua y úsala como fertilizante líquido para tus plantas de interior o exterior.

Cortes de césped

Los cortes de césped son ricos en nitrógeno y se descomponen rápidamente. Aplica una capa delgada como mantillo o mézclalos con compost para agregar nutrientes.

Cenizas de chimenea

Las cenizas de chimenea proporcionan potasio y minerales traza. Úsalas con moderación como enmienda del suelo o espolvorea pequeñas cantidades alrededor de las plantas.

Vinagre diluido

El vinagre diluido ayuda a regular los niveles de pH en el suelo. Mezcla el vinagre con agua para crear un fertilizante ácido suave para las plantas que prefieren un suelo ácido.

Lombricompuesto

El lombricompuesto, también conocido como vermicompost, es rico en nutrientes y mejora la estructura del suelo. Puedes comenzar un contenedor de lombrices para producir tu propio lombricompuesto.

Sprouts de lentejas

Los brotes de lentejas son densos en nutrientes y ricos en nitrógeno. Germinalas en casa y mézclalos en el suelo o el compost.

Beneficios del abono orgánico casero

El uso de abono orgánico casero tiene una serie de beneficios para tus plantas y para el entorno en el que estas crecen. Algunos de los principales beneficios incluyen:

  1. Reducción del uso de productos químicos en el suelo: El abono orgánico casero proporciona a tus plantas los nutrientes necesarios para su crecimiento, lo que reduce la necesidad de utilizar fertilizantes químicos.
  2. Aprovechamiento efectivo de residuos domésticos: Utilizar residuos de cocina y otros desechos biodegradables para hacer abono casero es una forma eficiente de reciclar y aprovechar los desperdicios diarios.
  3. Reducción de la contaminación ambiental: Al usar abono orgánico en lugar de fertilizantes químicos, se disminuye la cantidad de productos químicos que se liberan al medio ambiente, lo que ayuda a proteger los ecosistemas.
  4. Mejora de la estructura del suelo: El abono orgánico ayuda a mejorar la estructura del suelo al aumentar su capacidad de retención de agua y mejorar la aireación, lo que favorece el crecimiento de las raíces y ayuda a prevenir la erosión del suelo.
  5. Promoción del crecimiento de microorganismos beneficiosos: El abono orgánico proporciona un entorno favorable para el crecimiento de microorganismos beneficiosos, como las bacterias y los hongos, que contribuyen a la descomposición de materia orgánica y a la disponibilidad de nutrientes para las plantas.
  6. Reducción del riesgo de contaminación química: El uso de abono orgánico en lugar de fertilizantes químicos reduce el riesgo de contaminación de las aguas subterráneas y los cuerpos de agua cercanos, ya que el abono orgánico se descompone de manera natural sin dejar residuos químicos dañinos.

Ventajas del abono orgánico frente a los fertilizantes sintéticos

Aunque los fertilizantes sintéticos son ampliamente utilizados en la agricultura y la jardinería, el uso de abono orgánico casero presenta varias ventajas sobre los fertilizantes químicos. Algunas de las principales ventajas incluyen:

  • Menor conglomerado químico en el suelo: A diferencia de los fertilizantes químicos, el abono orgánico casero no deja residuos químicos en el suelo, lo que evita el riesgo de acumulación y la posible toxicidad de los productos químicos en el suelo.
  • Efecto perjudicial reducido en los cuerpos de agua y vida acuática: Los fertilizantes químicos pueden contaminar los cuerpos de agua cercanos, lo que tiene un impacto negativo en la vida acuática. El abono orgánico no presenta este riesgo y es seguro para el medio ambiente acuático.
  • Mayor actividad microbiana en el suelo: El abono orgánico casero fomenta la actividad microbiana en el suelo, lo que contribuye a un ciclo más saludable de nutrientes y a la descomposición natural de la materia orgánica.
  • Menor riesgo de desequilibrio de nutrientes en las plantas: Los fertilizantes químicos pueden proporcionar nutrientes en concentraciones desequilibradas, lo que puede afectar negativamente el crecimiento y el desarrollo de las plantas. El abono orgánico casero ofrece una gama más equilibrada de nutrientes.

Desventajas de los fertilizantes sintéticos

Los fertilizantes sintéticos pueden ofrecer una solución rápida para alimentar a las plantas. Sin embargo, también presentan algunas desventajas significativas en comparación con el abono orgánico casero. Estas desventajas incluyen:

  • Acumulación de productos químicos en el suelo: El uso prolongado de fertilizantes químicos puede provocar una acumulación de productos químicos en el suelo, lo que puede afectar negativamente la calidad del suelo y la salud de las plantas.
  • Efecto perjudicial en los cuerpos de agua y la vida acuática: Los fertilizantes químicos pueden contaminar los cuerpos de agua cercanos, lo que puede tener un impacto negativo en la vida acuática y contribuir a la formación de algas nocivas.
  • Reducción de la actividad microbiana en el suelo: Los fertilizantes químicos pueden inhibir la actividad microbiana en el suelo, lo que afecta negativamente el ciclo de los nutrientes y la salud general del suelo.
  • Puede provocar desequilibrios de nutrientes en las plantas: El uso exclusivo de fertilizantes químicos puede resultar en un desequilibrio de nutrientes en las plantas, lo que puede afectar su crecimiento y desarrollo a largo plazo.

Conclusión

El uso de abono orgánico casero tiene numerosos beneficios para tus plantas de interior, exterior y para el medio ambiente. No solo ayuda a reducir el uso de productos químicos y a aprovechar al máximo tus residuos diarios, sino que también mejora la estructura del suelo, promueve el crecimiento de microorganismos beneficiosos y reduce el riesgo de contaminación química.

Recuerda que existen muchas opciones de abono orgánico casero para elegir, y puedes utilizar una combinación de estos materiales para obtener mejores resultados. Así que no dudes en empezar a hacer tu propio abono orgánico casero y mejorar la salud de tus plantas.

Aquí tienes más información sobre abonos:

Preguntas Frecuentes

1- Cuál es el mejor abono casero para las plantas

El humus de lombriz es el resultado de la transformación en gran parte de las lombrices rojas californianas y del compostaje procedente de estiércol, restos de vegetales y frutas, papel y cartón y restos de poda.

2- Cómo hacer abono orgánico para las plantas

Dentro del recipiente coloca cinco dedos de tierra. Sobre la tierra, agrega los desechos orgánicos que tengas ya en casa: restos de verduras o frutas (cáscaras de plátano), hojas y hierbas secas, café, té usado. Para finalizar, tapa con un poco de tierra todos los desechos.

3- Cómo hacer un abono orgánico rápido

Simplemente necesitarás algunos elementos: un poco de agua, una batidora, posos del café, cáscara de plátano y cáscara de huevo, como extra puedes agregar los residuos de las bolsas de té. Estos restos pueden ser mezclados juntos para crear un fertilizante casero a tu antojo, rico en nutrientes, ¡y totalmente gratis!

4- Que se puede utilizar para hacer abono orgánico

Como materia prima se puede utilizar todo tipo de desechos vegetales y animales que no estén contaminados, como: Desechos de cosecha, materiales de las chapias, hojas caídas, aserrín de maderas no rojas, estiércoles, orines, plumas, huesos, cáscaras de huevos, tierra, ceniza, cal, melaza, etc

Cómo preparar abono orgánico casero para tus plantas está en la categoría Cuidados del Jardín.

cropped anna Ferreira

Anna Ferreira

Mi compromiso escribiendo sobre plantas, flores y jardinería es un reflejo directo de mi profundo amor por este mundo verde y mi deseo de compartir esa pasión con todos aquellos que deseen descubrir la belleza y la paz que las plantas pueden brindar a nuestras vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *