18 tipos de bonsais tamanos estilos y cuidados

Los tipos de bonsáis más populares para adornar tu hogar

 

El arte de cultivar bonsáis es una práctica milenaria que tiene sus orígenes en China hace más de dos mil años. Esta técnica de cultivo, que consiste en mantener árboles en miniatura en macetas, ha evolucionado a lo largo de los años para convertirse en una forma de arte única y apreciada en todo el mundo. De hecho, el cultivo de bonsáis se ha convertido en una actividad muy popular entre los amantes de las plantas y las personas que buscan una forma de conectarse con la naturaleza de manera más íntima.

En el antiguo China, los monjes taoístas fueron los primeros en descubrir la belleza de los árboles en miniatura y en darse cuenta de la conexión entre los árboles y la unión entre la tierra y el cielo. Estos monjes creían que los árboles simbolizaban la armonía y la conexión entre el mundo físico y el espiritual. Fue así como comenzaron a cultivar árboles en macetas, dándoles forma y cuidándolos con especial atención.

Los bonsáis se caracterizan por ser representaciones en miniatura de árboles perfectos. A pesar de su tamaño reducido, estos árboles tienen todas las características de sus contrapartes de tamaño normal. Su raíz, tronco, ramas y hojas son cuidadosamente moldeados y podados para crear un equilibrio estético y una sensación de armonía.

En este artículo, exploraremos los 18 tipos de bonsáis, que se dividen en dos categorías principales: tamaño y estilo. Descubriremos las peculiaridades de cada tipo y estilo, y aprenderemos sobre los cuidados específicos que requiere cada uno. ¡Prepárate para sumergirte en el fascinante mundo de los bonsáis!

Contenido
  1. 1. Hachi-Uye (Tamaño superior a 130 cm)
  2. 2. Omono (Tamaño de 60-120 cm)
  3. 3. Chumono (Tamaño de 30-60 cm)
  4. 4. Komono o Kotate Mochi (Tamaño de 15-31 cm)
  5. 5. Shohin (Tamaño de 15-25 cm)
  6. 6. Mame (Tamaño de hasta 15 cm)
  7. 7. Keshitsubu o Shito (Menos de 5 cm de altura)
  8. 8. Chokkan o estilo formal
  9. 9. Moyogui o Moyogi
  10. 10. Shakan o estilo inclinado
  11. 11. Hokidachi
  12. 12. Sokan o sankan
  13. 13. Fukinagashi o estilo azotado por el viento
  14. 14. Kengai y Han Kengai
  15. 15. Bunjin o bunjingi
  16. 16. Ishitsuki
  17. 17. Ne Agari o neagari
  18. 18. Yose Ue o estilo bosque

1. Hachi-Uye (Tamaño superior a 130 cm)

Los bonsáis de tamaño Hachi-Uye son raros de encontrar y requieren mucho trabajo y cuidado. Estos ejemplares son verdaderas obras maestras y pueden alcanzar alturas superiores a los 130 cm. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Hachi-Uye es el Acer palmatum (Arce japonés). Solo un pequeño porcentaje de bonsáis alcanza este tamaño, por lo que son especialmente valorados por los coleccionistas y amantes de los bonsáis.

2. Omono (Tamaño de 60-120 cm)

Los bonsáis de tamaño Omono son similares a los arbustos comunes y se utilizan para decorar patios y franquear puertas. Estos árboles de tamaño mediano son una excelente opción para aquellos que deseen tener un bonsái de tamaño considerable. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Omono es el Juniperus chinensis (Junípero chino). Aunque son más pequeños que los Hachi-Uye, aún tienen una presencia imponente. Además, se considera que su altura es adecuada para la decoración de exteriores.

3. Chumono (Tamaño de 30-60 cm)

A pesar de ser de tamaño mediano, los bonsáis Chumono siguen siendo difíciles de encontrar. Sin embargo, su precio es más económico en comparación con los bonsáis más grandes. Estos árboles son una excelente opción para aquellos que desean tener un bonsái de tamaño considerable sin gastar una fortuna. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Chumono es el Ficus microcarpa (Higuera de hoja pequeña). Los Chumono son una opción más asequible pero aún conservan características interesantes y una presencia llamativa en cualquier espacio.

4. Komono o Kotate Mochi (Tamaño de 15-31 cm)

Los bonsáis Komono, también conocidos como bonsáis en miniatura, son pequeños pero llenos de encanto. Estos árboles son fáciles de mantener y suelen tener un estilo frondoso de bosque. Son ideales para aquellos que disponen de espacios reducidos o pequeños jardines. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Komono es el Carmona microphylla (Fukien tea). A pesar de su tamaño reducido, los Komono tienen una presencia encantadora y pueden ser el centro de atención en cualquier ambiente.

5. Shohin (Tamaño de 15-25 cm)

Los bonsáis Shohin son populares debido a su tamaño fácil de mantener. Estos árboles son perfectos para principiantes en el cultivo de bonsáis y también son una excelente opción para aquellos que tienen espacios limitados. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Shohin es el Pinus parviflora (Pino blanco japonés). Los bonsáis Shohin son una forma accesible y gratificante de comenzar en el mundo del bonsái.

6. Mame (Tamaño de hasta 15 cm)

Los bonsáis Mame son muy pequeños pero están llenos de encanto. Estos árboles requieren cuidados y técnicas más precisas debido a su diminuto tamaño. Sin embargo, son una opción única para aquellos que buscan un desafío y están dispuestos a dedicar tiempo y esfuerzo adicional a su cuidado. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Mame es el Ficus retusa (Ficus ginseng). Los Mame son verdaderas joyas en el mundo del bonsái y capturan la atención de cualquier persona que los vea.

7. Keshitsubu o Shito (Menos de 5 cm de altura)

Los bonsáis Keshitsubu son los más pequeños que existen y requieren una mayor experiencia y precisión en su cuidado. Estos diminutos árboles necesitan técnicas más avanzadas, como la siembra de semillas en macetas, para asegurar su crecimiento adecuado. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Keshitsubu es el Ulmus parvifolia (Olmo chino enano). Los Keshitsubu representan un desafío para los amantes del bonsái más experimentados y son una verdadera muestra de habilidad y paciencia.

8. Chokkan o estilo formal

El estilo Chokkan se caracteriza por tener un tronco recto y cilíndrico con ramas alternadas y una distancia de separación que se acorta hacia el ápice. Este estilo representa la estética formal y simétrica de los bonsáis tradicionales. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Chokkan es el Juniperus squamata (Junípero escamoso). Este estilo requiere una cuidadosa atención a la poda y al alambrado para mantener la forma precisa y elegante del árbol.

9. Moyogui o Moyogi

El estilo Moyogui es un estilo vertical informal que se caracteriza por tener un tronco curvado y ramas que salen de las zonas curvas del tronco. Este estilo imita la apariencia de un árbol en la naturaleza, con un crecimiento generalmente asimétrico. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Moyogui es el Acer buergerianum (Arce tridente). El estilo Moyogui permite una mayor expresión artística y una apariencia más relajada y natural.

10. Shakan o estilo inclinado

Similar al estilo formal, el estilo Shakan se caracteriza por tener un tronco inclinado respecto al suelo. Este estilo evoca imágenes de árboles que han luchado contra vientos fuertes o han crecido en áreas con condiciones adversas. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Shakan es el Pinus thunbergii (Pino negro japonés). El estilo Shakan añade dinamismo y movimiento a la composición del bonsái.

11. Hokidachi

El estilo Hokidachi, también conocido como "paraguas" o "escoba", se caracteriza por tener una cúpula tupida de ramas y hojas. Este estilo crea una apariencia compacta y densa, como la de una escoba. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Hokidachi es el Juniperus procumbens (Junípero común). El estilo Hokidachi es perfecto para aquellos que buscan un bonsái con una presencia imponente y una apariencia robusta.

12. Sokan o sankan

El estilo Sokan representa árboles que parecen estar divididos en dos o tres troncos, creando la ilusión de árboles separados. Este estilo agrega un elemento de dramatismo a la composición del bonsái y puede transmitir una sensación de equilibrio y armonía. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Sokan es el Acer palmatum (Arce japonés). El estilo Sokan requiere una selección cuidadosa de árboles con múltiples troncos y una poda adecuada para realzar la apariencia general del bonsái.

13. Fukinagashi o estilo azotado por el viento

El estilo Fukinagashi emula las formas que toman los árboles en zonas con vientos fuertes, con un crecimiento inclinado o incluso horizontal. Este estilo captura la esencia de la naturaleza y transmite una sensación de movimiento y energía. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Fukinagashi es el Pinus mugo (Pino de montaña). El estilo Fukinagashi es perfecto para aquellos que buscan una apariencia dinámica y única en su bonsái.

14. Kengai y Han Kengai

El estilo Kengai representa árboles que crecen en cascada, sin copa y con ramas bajas. Por otro lado, el estilo Han Kengai tiene una inclinación menos marcada y conserva la copa. Estos estilos imitan la apariencia de los árboles que crecen en condiciones difíciles o cerca de acantilados. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Kengai es el Prunus mume (Ciruelo japonés). Tanto el estilo Kengai como el Han Kengai agregan una sensación de movimiento y fluidez a la composición del bonsái.

15. Bunjin o bunjingi

El estilo Bunjin, también conocido como estilo literati, se caracteriza por tener un tronco desnudo y retorcido, representando la filosofía minimalista de los monjes. Este estilo busca imitar la apariencia de los árboles que crecen en condiciones extremas y difíciles. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Bunjin es el Pinus densiflora (Pino rojo japonés). El estilo Bunjin es un estilo único y sofisticado que destaca por su elegancia y es ideal para aquellos que buscan expresar una actitud minimalista en su bonsái.

16. Ishitsuki

El estilo Ishitsuki se refiere a un árbol que crece sobre una roca, dejando sus raíces expuestas. Este estilo evoca la imagen de un árbol que ha superado las condiciones adversas y ha encontrado una forma de crecer y vivir en una posición inusual. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Ishitsuki es el Juniperus chinensis (Junípero chino). El estilo Ishitsuki es una forma única de crear un bonsái que representa la fuerza y la resistencia en la naturaleza.

17. Ne Agari o neagari

El estilo Ne Agari representa un árbol cuyas raíces quedan expuestas gradualmente a medida que crece. Este estilo imita la apariencia de los árboles que han crecido en condiciones naturales, exponiendo gradualmente sus raíces debido a la erosión del suelo. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Ne Agari es el Fagus sylvatica (Haya común). El estilo Ne Agari agrega una dimensión adicional a la composición del árbol y crea una sensación de fortaleza y arraigo en el suelo.

18. Yose Ue o estilo bosque

El estilo Yose Ue se refiere a la plantación de varios árboles de la misma especie y tamaño impar para crear un pequeño paisaje o bosque. Este estilo imita la apariencia de un bosque en miniatura y crea una sensación de armonía y equilibrio. Un ejemplo práctico de un bonsái en estilo Yose Ue es el Juniperus procumbens (Junípero común). El estilo Yose Ue es una excelente opción para aquellos que desean crear una colección diversa y hermosa de bonsáis.

"Los bonsáis, con su armonía y belleza encapsuladas en un pequeño universo vegetal, son obras de arte vivientes que reflejan la paciencia, el cuidado y la maestría de sus cultivadores. Estas miniaturas naturales, que representan la grandeza de la naturaleza en diminuta escala, nos enseñan la serenidad, la conexión con la tierra y la capacidad de transformar lo ordinario en algo extraordinario."

Conclusión

El mundo del bonsái es vasto y diverso, ofreciendo una variedad impresionante de tipos y estilos para explorar. Desde los imponentes Hachi-Uye hasta los diminutos Keshitsubu, cada tipo de bonsái presenta un encanto único y desafíos específicos de cuidado. Del mismo modo, los diferentes estilos, como el elegante Chokkan y el dinámico Fukinagashi, permiten una expresión artística sin límites.

Si estás interesado en cultivar bonsáis, recuerda investigar y aprender sobre los cuidados específicos que requiere cada tipo y estilo. Cada árbol tiene sus propias necesidades y demanda una atención cuidadosa. Sin embargo, a medida que profundices en este apasionante mundo, descubrirás que el cultivo de bonsáis es una actividad gratificante que te permite conectarte con la naturaleza de una manera única.

Así que adelante, sumérgete en el mundo de los bonsáis y descubre la belleza y la paz que estos árboles en miniatura pueden aportar a tu vida.

Preguntas Frecuentes sobre los tipos de bonsáis

Cuántos tipos de bonsáis existen

Existen numerosos tipos de bonsáis, y su clasificación se puede hacer de varias formas. Generalmente, se dividen en categorías según su forma, tamaño, estilo de cultivo, especie de árbol y técnica de cultivo utilizada.

Cómo saber qué tipo de bonsái es

Para identificar el tipo de bonsái, es crucial examinar características como la forma de la planta, el tamaño de las hojas, la corteza del árbol, el estilo de sujeción y el patrón de ramificación. Además, familiarizarse con las especies de árboles más comunes utilizadas para el arte del bonsái puede ayudar en su identificación.

Qué tipo de bonsái es más fácil de cuidar

Los bonsáis que suelen ser más fáciles de cuidar para los principiantes son aquellos de especies resistentes y menos exigentes en cuanto a cuidados. Por ejemplo, el Ficus, el Jade, el Pino enano y el Olmo chino son conocidos por ser más robustos y tolerantes a errores de cuidado.

Cómo se llaman los bonsái grandes

Los bonsáis de gran tamaño, que pueden ser más antiguos y majestuosos, se conocen como "bonsáis de gran envergadura" o simplemente "grandes bonsáis". Estos árboles pueden ser impresionantes debido a su edad, tamaño y la artesanía aplicada para mantener su forma y proporciones estéticas.

18 tipos de bonsáis ordenados por tamaños y estilos está en la categoría Plantas, Flores y Jardín.

cropped anna Ferreira

Anna Ferreira

Mi compromiso escribiendo sobre plantas, flores y jardinería es un reflejo directo de mi profundo amor por este mundo verde y mi deseo de compartir esa pasión con todos aquellos que deseen descubrir la belleza y la paz que las plantas pueden brindar a nuestras vidas.