tierra de diatomeas

Qué es la tierra de diatomeas y para qué sirve

 

Las diatomeas o diatomita, microalgas fosilizadas, representan un recurso utilizado en forma de tierra con diversos propósitos. Se emplean como fertilizantes orgánicos y naturales, así como insecticidas ecológicos en los cultivos, entre otras aplicaciones comunes. Esta forma de tierra, conocida como Tierras Blancas debido a su color, ofrece un fertilizante natural de gran valor para mejorar la calidad de los suelos.

Anuncios

Contenido
  1. Qué son las Diatomeas (Diatomeae) 
  2. Transformación de las diatomeas en tierra de diatomeas
  3. Dónde comprar tierra de diatomeas
  4. Usos de la tierra de diatomeas
  5. Dosis recomendadas de tierra de diatomeas
  6. Conclusión

Qué son las Diatomeas (Diatomeae

Las diatomeas o diatomita son algas unicelulares que forman parte del fitoplancton marino. Se cree que hay aproximadamente 20.000 especies vivas de diatomeas, cada una con su propia forma y estructura distintiva. Lo que hace que las diatomeas sean únicas es su pared celular, que está compuesta principalmente de sílice opalino, un material similar al vidrio. Esta pared celular es lo que las convierte en uno de los organismos más abundantes y diversos de los océanos.

A pesar de ser unicelulares, las diatomeas muestran una variada morfología, conformando colonias en filamentos, cintas (por ejemplo, Fragillaria), estructuras en zig-zag (como Tabellaria), formaciones estrelladas (por ejemplo, Asterionella) o estructuras en forma de abanico (ejemplo, Meridion).

Además de su importancia en el ecosistema marino, las diatomeas también han demostrado ser útiles en numerosas aplicaciones fuera del agua. Una de estas aplicaciones es el uso de las diatomeas como fertilizante. Gracias a su alto contenido de nutrientes y su capacidad para retener agua, las diatomeas pueden mejorar la salud del suelo y promover un crecimiento saludable de las plantas.

Transformación de las diatomeas en tierra de diatomeas

Cuando las diatomeas mueren, sus células se hunden hasta el fondo del océano o de los cuerpos de agua dulce. A medida que más y más diatomeas mueren y se acumulan, se forman capas de sedimentos ricos en diatomeas. Con el tiempo, estos sedimentos se compactan y se fosilizan, convirtiéndose en lo que conocemos como tierra de diatomeas o diatomita.

La tierra de diatomeas se encuentra fosilizada bajo capas de tierra en lugares donde antes había mares o lagos. Es fácilmente identificable por su coloración blanca debido a su alto contenido de silicio orgánico y calcio. Esta tierra fosilizada conserva muchas de las propiedades beneficiosas de las diatomeas vivas y se utiliza en diversas aplicaciones, incluida la jardinería.

Dónde comprar tierra de diatomeas

Si estás interesado en utilizar tierra de diatomeas en tu jardín, existen varias opciones para adquirirla. Puedes encontrarla en tiendas especializadas en jardinería y agricultura, tanto en establecimientos físicos como en tiendas online.

Es importante asegurarse de que el producto que compres sea de una fuente confiable y que cumpla con los estándares de calidad. Al comprar tierra de diatomeas, es recomendable seguir las instrucciones de uso del envase y las recomendaciones del vendedor para obtener los mejores resultados.

Usos de la tierra de diatomeas

Insecticida ecológico para combatir plagas en los cultivos

Una de las aplicaciones más comunes de la tierra de diatomeas en la jardinería es su uso como insecticida. La tierra de diatomeas tiene propiedades únicas que la hacen efectiva para proteger los cultivos de plagas.

Las partículas de diatomeas son extremadamente pequeñas y tienen bordes afilados. Cuando los insectos entran en contacto con la tierra de diatomeas, estas partículas se adhieren a su cuerpo y perforan su exoesqueleto. Esto causa la deshidratación y muerte de los insectos.

La tierra de diatomeas es especialmente eficaz para el control de plagas como pulgones, ácaros, cochinillas y escarabajos. Su uso no tiene ningún impacto negativo en el medio ambiente y es seguro para las plantas, animales y seres humanos.

Aquí tienes algunos ejemplos de plagas comunes y cómo la tierra de diatomeas se puede utilizar para combatirlas de forma eficiente y ecológica:

  • Pulgones: espolvorea tierra de diatomeas alrededor de las plantas afectadas y en las hojas donde se encuentren los pulgones.
  • Ácaros: aplica una capa fina de tierra de diatomeas en las hojas y ramas infestadas.
  • Cochinillas: espolvorea tierra de diatomeas sobre las cochinillas y alrededor del área afectada.
  • Escarabajos: coloca una barrera de tierra de diatomeas alrededor de las plantas para evitar que los escarabajos se acerquen.

Fertilizante natural para mejorar el suelo

La tierra de diatomeas actúa como un fertilizante natural que puede mejorar la calidad del suelo y promover un crecimiento robusto de las plantas. Al incorporar tierra de diatomeas en el suelo, se beneficia de varias maneras:

  • Retención de agua: la tierra de diatomeas puede retener hasta dos veces su peso en agua, lo que ayuda a mantener el suelo húmedo y proporciona a las plantas una fuente constante de humedad.
  • Aireación del suelo: las partículas de diatomeas tienen una estructura porosa que permite una buena circulación de aire en el suelo. Esto es beneficioso para las raíces de las plantas, ya que les proporciona oxígeno y evita la compactación del suelo.
  • Intercambio catiónico: la tierra de diatomeas contiene minerales como potasio, calcio, hierro y magnesio, que son esenciales para el crecimiento de las plantas. Estos minerales se liberan gradualmente a medida que la tierra de diatomeas se descompone, proporcionando nutrientes a las raíces de las plantas.

La tierra de diatomeas es especialmente beneficiosa para plantas como frutas y hortalizas, plantas de interior y césped. Al agregar tierra de diatomeas al sustrato o esparcirla alrededor de las plantas, puedes mejorar la calidad del suelo y promover un crecimiento saludable.

Dosis recomendadas de tierra de diatomeas

Es importante utilizar la dosis adecuada de tierra de diatomeas para cada aplicación. Aquí te proporcionamos algunas dosis recomendadas para diferentes usos:

  1. Como fertilizante en el jardín: mezcla de 1 a 2 tazas de tierra de diatomeas por metro cuadrado de suelo.
  2. Para el control de plagas terrestres: espolvorea una capa fina de tierra de diatomeas sobre las áreas afectadas y alrededor de las plantas.
  3. Para el control de plagas aéreas: mezcla 4 cucharadas de tierra de diatomeas en 4 litros de agua y pulveriza sobre las plantas afectadas.
  4. Para uso en animales: sigue las indicaciones del veterinario y ajusta la dosis según la especie y el peso del animal.
  5. Para consumo humano: busca tierra de diatomeas de grado alimentario y sigue las indicaciones del envase y las recomendaciones del médico.

Recuerda que es importante seguir las instrucciones de uso del envase y consultar con un profesional si tienes alguna duda sobre la dosis adecuada en cada caso.

Desparasitante y complemento alimenticio para animales

La tierra de diatomeas también se utiliza en animales como desparasitante y complemento alimenticio. Su efectividad radica en su capacidad para dañar las capas protectoras de los parásitos internos y externos.

Al consumir tierra de diatomeas, los parásitos quedan expuestos a las partículas afiladas que atacan sus cuerpos y los deshidratan, eliminándolos del organismo del animal. Esto hace que la tierra de diatomeas sea un desparasitante natural y seguro para uso en animales.

Además de su acción desparasitante, la tierra de diatomeas proporciona beneficios nutricionales para los animales. Contiene una variedad de minerales y nutrientes esenciales que pueden mejorar la salud general de las mascotas y los animales de granja.

Algunas especies de animales que se benefician del uso de tierra de diatomeas como desparasitante y complemento alimenticio son:

  • Perros y gatos: espolvorea tierra de diatomeas sobre la comida de tus mascotas para protegerlas contra parásitos internos y mejorar su salud general.
  • Aves de corral: agrega tierra de diatomeas al alimento de las aves o esparce en el sustrato del gallinero para combatir parásitos y mantener un ambiente saludable.
  • Caballos y ganado: mezcla tierra de diatomeas con el alimento o el agua para proporcionar los nutrientes necesarios y desparasitar a los animales.

Cita:

"En el polvo de las diatomeas yace el relato silencioso de la vida acuática, una poesía ancestral inscrita en partículas diminutas, testigos mudos de la historia del agua."

Conclusión

La tierra de diatomeas es un recurso invaluable en la jardinería, ya que ofrece una serie de beneficios para el cuidado de las plantas y la protección contra plagas. Su uso como fertilizante natural, insecticida ecológico y desparasitante en animales la convierte en una opción versátil y segura.

Ahora que conoces los usos y beneficios de la tierra de diatomeas, te recomendamos también aprender a hacer insecticidas naturales para complementar su uso en la jardinería. Mantener un jardín saludable y respetuoso con el medio ambiente es una forma de contribuir al equilibrio ecológico y a la preservación de nuestros recursos naturales.

Preguntas Frecuentes

Qué es la tierra de diatomeas y para qué se utiliza

La tierra de diatomeas consiste en fósiles de algas microscópicas y funciona como un insecticida natural seguro para humanos y mamíferos. Su acción deshidrata a insectos y parásitos, impidiendo su resistencia a este poderoso insecticida natural.

Cómo se aplica la tierra de diatomeas

La tierra de diatomeas se utiliza como fertilizante e insecticida al diluir el producto en agua según las indicaciones y verterlo directamente sobre plantas con plagas, facilitando su aplicación.

Qué parásitos combate la tierra de diatomeas

Este compuesto es efectivo contra pulgas o garrapatas. Su acción físico-mecánica elimina estos parásitos en poco tiempo y su aplicación externa en animales es simple, evitando áreas sensibles como nariz u ojos.

Cuál es la eficacia de la tierra de diatomeas

La tierra de diatomeas ha demostrado ser altamente eficaz contra Cimex lectularius, independientemente de la dosis utilizada, aunque su eficacia aumenta con dosis más elevadas.