planta marquesa cuidados

Manual completo de cuidados y características de la planta ornamental marquesa

 

La planta marquesa, también conocida como Alocasia macrorrhiza, es una planta ornamental muy popular tanto en interiores como en exteriores en climas cálidos. Sus hojas grandes y llamativas hacen que sea una opción ideal para agregar vida y color a cualquier espacio.

Anuncios

Contenido
  1. Guía de cuidados de la planta marquesa
  2. Ubicación de la planta marquesa
  3. Riego de la planta marquesa
  4. Sustrato y abonado de la planta marquesa
  5. Trasplante de la planta marquesa
  6. Problemas comunes y soluciones para la planta marquesa
  7. Características de la planta marquesa
  8. Conclusiones
  9. Preguntas Frecuentes

Guía de cuidados de la planta marquesa

En esta guía de cuidados, aprenderás todo lo que necesitas saber para mantener y disfrutar plenamente de tu planta marquesa.

Ubicación de la planta marquesa

La ubicación adecuada es fundamental para el crecimiento y desarrollo saludable de la planta marquesa. A continuación, se presentan algunas consideraciones clave para ubicarla tanto en interiores como en exteriores.

Consideraciones para ubicar la planta marquesa en interiores

  • Evitar fuentes de calor: La planta marquesa no tolera bien las altas temperaturas. Evita colocarla cerca de fuentes de calor como estufas, radiadores o calefacciones. Un ambiente fresco y ventilado es ideal para su desarrollo.
  • Utilizar macetas de arcilla: Para asegurar un buen drenaje del agua, es recomendable utilizar macetas de arcilla o terracota. Esto evitará el encharcamiento del sustrato y ayudará a prevenir problemas de raíces podridas.
  • Recomendaciones específicas de iluminación: La planta marquesa necesita luz brillante pero indirecta. Evita la exposición directa al sol, ya que puede quemar las hojas. Colócala cerca de una ventana orientada hacia el norte o utiliza cortinas para filtrar la luz solar intensa.

Consideraciones para ubicar la planta marquesa en exteriores

  • Encontrar un área amplia con buen drenaje del suelo: En el jardín, elige un lugar donde la planta marquesa tenga suficiente espacio para crecer. Asegúrate de que el suelo tenga un buen drenaje para evitar la acumulación de agua alrededor de las raíces.
  • Recomendaciones específicas de iluminación: La planta marquesa necesita luz brillante pero no luz solar directa. Busca un área parcialmente sombreada o utiliza sombrillas o toldos para protegerla del sol directo durante las horas más calurosas del día.

Riego de la planta marquesa

El riego adecuado es fundamental para el cuidado de la planta marquesa. A continuación, se detallan algunas pautas importantes a seguir.

Frecuencia y cantidad de agua necesaria para la planta marquesa

La planta marquesa requiere un riego regular para mantener el sustrato ligeramente húmedo, pero no demasiado empapado. Evita tanto el riego excesivo como la sequedad extrema del sustrato.

La frecuencia y la cantidad de agua necesaria dependerán de factores como la temperatura ambiente, la humedad relativa y el tipo de sustrato utilizado. Como regla general, riega la planta cuando la capa superior del sustrato esté seca. Inserta tu dedo aproximadamente 2 cm en el sustrato para comprobar si necesita agua. Si sientes humedad, espera un poco más antes de regar.

Cuidados especiales durante los meses cálidos y fríos

Durante los meses más cálidos del año, es posible que tengas que aumentar la frecuencia de riego debido a la mayor evaporación del agua. Sin embargo, ten cuidado de no regar en exceso, ya que esto puede provocar la pudrición de las raíces. Asegúrate de que el agua drene correctamente y no se acumule en la base de la planta.

En los meses más fríos, reduce la frecuencia de riego y evita regar cuando las temperaturas estén cerca o por debajo de cero. Esto evitará que las raíces sufran daños por el agua fría y reducirá el riesgo de pudrición.

Señales de sequedad en las hojas y cómo ajustar el riego en consecuencia

Las hojas de la planta marquesa son buenos indicadores de su necesidad de riego. Cuando la planta necesita agua, las hojas pueden comenzar a ponerse flácidas o a enrollarse. También es posible que notes un tono amarillo en las hojas inferiores. En este caso, es importante regar la planta de inmediato.

Por otro lado, si las hojas se ven brillantes y excesivamente verdes, es posible que estés regando en exceso. Reduce la frecuencia de riego y permite que el sustrato se seque un poco antes de volver a regar.

Sustrato y abonado de la planta marquesa

El sustrato adecuado y el abonado regular son esenciales para el buen crecimiento y desarrollo de la planta marquesa. A continuación, se presentan algunas recomendaciones importantes a tener en cuenta.

Recomendaciones sobre el tipo de tierra o sustrato adecuado

La planta marquesa prefiere un sustrato rico en materia orgánica y bien drenado. Puedes utilizar una mezcla comercial para plantas de interior que contenga turba, perlita y vermiculita. Si cultivas la planta en el jardín, agrega compost o materia orgánica al suelo para mejorar la retención de agua y la fertilidad.

Uso de fertilizantes y su aplicación adecuada

El abonado regular ayudará a mantener la planta marquesa en su mejor estado. Utiliza un fertilizante equilibrado, como un fertilizante soluble en agua con una proporción NPK de 10-10-10, una vez al mes durante la primavera y el verano. Sigue las instrucciones del fabricante para determinar la cantidad adecuada de fertilizante.

Es importante evitar el exceso de fertilización, ya que esto puede quemar las raíces y dañar la planta. Siempre diluye el fertilizante en agua y aplícalo al sustrato húmedo.

Trasplante de la planta marquesa

El trasplante periódico es necesario para proporcionar suficiente espacio y nutrientes a la planta marquesa a medida que crece. Aquí están los pasos para realizar un trasplante exitoso:

Cómo realizar el trasplante de la planta marquesa

  1. Elige una maceta un poco más grande que la actual para darle espacio a las raíces y al nuevo crecimiento.
  2. Prepara el sustrato mezclando tierra para macetas, compost y también perlita para mejorar el drenaje.
  3. Retira cuidadosamente la planta de la maceta anterior, tratando de no dañar las raíces.
  4. Coloca la planta en la nueva maceta y agrega sustrato alrededor de las raíces, asegurándote de que quede bien firme.
  5. Riega abundantemente para asentar el sustrato y ayudar a la planta a adaptarse a su nuevo entorno.

Frecuencia y momento adecuado para llevar a cabo el trasplante

La frecuencia del trasplante depende del ritmo de crecimiento de la planta marquesa. Por lo general, es necesario trasplantarla cada 2 a 3 años o cuando las raíces comiencen a ocupar todo el espacio disponible en la maceta.

El mejor momento para trasplantar es a principios de la primavera, cuando la planta está en su período de crecimiento activo.

Cuidados especiales después del trasplante para asegurar la adaptación de la planta

Después del trasplante, es importante brindar algunos cuidados especiales a la planta marquesa para ayudarla a adaptarse a su nueva maceta. Estos cuidados incluyen:

  • Colocar la planta en un lugar ligeramente sombreado para evitar el estrés causado por la exposición directa al sol.
  • Riega la planta con cuidado para evitar encharcamiento. Permite que la capa superior del sustrato se seque antes de volver a regar.
  • Evita fertilizar la planta durante las primeras semanas después del trasplante. Esto permitirá que las raíces se establezcan antes de recibir nutrientes adicionales.

Problemas comunes y soluciones para la planta marquesa

A pesar de ser una planta resistente, la planta marquesa puede enfrentar algunos problemas comunes durante su cultivo. Aquí se describen algunos de ellos junto con posibles soluciones.

Descripción de problemas comunes en el cuidado de la planta marquesa

Algunos problemas comunes que puedes encontrar al cuidar de la planta marquesa incluyen hojas pequeñas durante la floración y hojas amarillas. Hay varios factores que pueden contribuir a estos problemas, como el envejecimiento natural de las hojas y la presencia de plagas como la araña roja.

Soluciones y medidas preventivas

Para solucionar el problema de las hojas pequeñas durante la floración, asegúrate de que la planta reciba suficiente luz y agua. Además, evita el exceso de fertilización, ya que puede afectar el desarrollo adecuado de las hojas.

En caso de hojas amarillas, esto puede ser un signo de exceso de riego. Ajusta la frecuencia de riego y asegúrate de que el sustrato tenga un buen drenaje.

Para controlar plagas como la araña roja, utiliza insecticidas naturales como el aceite de neem o lava las hojas con agua jabonosa para eliminar los insectos. También es importante mantener la planta limpia y libre de hojas muertas para reducir el riesgo de infestaciones.

Características de la planta marquesa

Tras esta guía de cuidados, te hablare un poco de las características de esta planta. La Alocasia macrorrhiza o planta marquesa, pertenece a la familia Araceae. Esta planta perenne se caracteriza por tener hojas grandes y en forma de flecha que pueden alcanzar hasta 1 metro de longitud. Las hojas son verde oscuro, brillantes y con venas prominentes que les dan una apariencia exótica y llamativa.

El nombre científico de la planta marquesa es Alocasia macrorrhiza. En diferentes regiones del mundo, esta planta también se conoce por otros nombres comunes como oreja de elefante, planta gigante, taro gigante y hoja de marquesa.

Beneficios estéticos y ambientales de tener la planta marquesa

Una de las principales razones por las que la planta marquesa es tan popular como planta ornamental es por su belleza estética. Sus hojas grandes y llamativas añaden un toque de elegancia y exotismo a cualquier espacio. La planta marquesa se puede utilizar como una pieza central en jardines, patios o como planta de interior para darle vida a una habitación.

Además de su valor estético, la planta marquesa también ofrece beneficios ambientales. Al igual que otras plantas, la marquesa ayuda a purificar el aire al absorber dióxido de carbono y liberar oxígeno durante el proceso de fotosíntesis. También puede ayudar a mejorar la humedad del aire, lo que es especialmente beneficioso en climas secos o en ambientes con calefacción o aire acondicionado.

Conclusiones

La planta marquesa es una opción popular como planta ornamental, gracias a sus hojas grandes y llamativas. Para mantener esta planta exótica en su mejor estado, es importante tener en cuenta factores como la ubicación adecuada, el riego adecuado, el sustrato adecuado y el abonado regular.

Además, la identificación y solución de problemas comunes garantizará la salud y vitalidad de la planta. Recuerda seguir estas pautas de cuidado para disfrutar plenamente de tu planta marquesa en interiores o exteriores.

Preguntas Frecuentes

1- Dónde plantar una marquesa

Respecto a la luz, necesita de una habitación luminosa pero protegida del sol directo en interior, y de una ubicación de sombra o semisombra en exterior. Si vives en un clima cálido como el mediterráneo, ubícala directamente a la sombra para evitar daños del sol de verano.1

2- Dónde colocar la alocasia o marquesa

Si la tenemos en exterior, lo ideal es que esté en un espacio de sombra o semisombra. En caso de recibir la luz solar directamente, lo más fácil es que sus hojas se decoloren y se quemen. Un aspecto curioso, el de no estar al sol, que contrasta con sus necesidades de temperatura

3- Cuál es la planta de la marquesa

La planta de Alocasia, también conocida como Marquesa, Oreja de elefante, Alcolcaz o Colocasia es originaria de climas y zonas húmedas, por esto es común conseguirla en época de verano en su máximo esplendor.

4- Cómo se reproduce la marquesa

Se puede propagar mediante semillas o mediante separación de mata o de «hijuelos»