monstera obliqua

Monstera obliqua: conoce los cuidados y mantenimiento de esta planta esqueleto

 

La Monstera obliqua, también conocida como planta esqueleto, es una planta tropical popular por sus hojas únicas en forma de esqueleto con agujeros, que le dan un aspecto exótico y llamativo. Desde Biospace te contamos todo lo que necesitas saber sobre cómo cuidar esta planta para que tenga hojas sanas y vibrantes.

Anuncios

Contenido
  1. Características de la Monstera obliqua
  2. Cuidados de la Monstera Obliqua
  3. Requerimientos de luz y temperatura
  4. Riego y la humedad
  5. Suelo y maceta
  6. Poda y propagación
  7. Hojas amarillas y problemas de riego
  8. Conclusión

Características de la Monstera obliqua

La Monstera obliqua es una planta terrestre que, a medida que madura, se convierte en una trepadora. Sus hojas son de color oscuro y brillante, lo que le da su aspecto distintivo. Estas hojas están perforadas con agujeros, lo que permite que la luz llegue a todas las partes de la planta.

Cuidados de la Monstera Obliqua

Requerimientos de luz y temperatura

La Monstera obliqua prefiere una luz indirecta brillante. Evita exponerla a la luz solar directa, ya que esto puede quemar las hojas. Si la planta está en un lugar con poca luz, es posible que las hojas pierdan su color brillante y se vuelvan más pálidas. En ese caso, considera moverla a un lugar con más luz.

La Monstera obliqua es una planta tropical y prefiere temperaturas cálidas. Mantén la temperatura entre 18-25°C para un crecimiento óptimo. Evita los cambios bruscos de temperaturas y las corrientes de aire frío, ya que esto puede afectar negativamente a la planta.

Riego y la humedad

El riego adecuado es fundamental para el cuidado de la Monstera obliqua. Debes regarla una vez a la semana, asegurándote de que el sustrato esté ligeramente húmedo pero no empapado. En verano, cuando las temperaturas son más altas, es posible que necesites regarla con más frecuencia. En invierno, reduce la frecuencia de riego.

La Monstera obliqua prefiere ambientes húmedos, similares a los que se encuentran en su entorno natural en las selvas tropicales. Puedes aumentar la humedad alrededor de la planta pulverizando las hojas con agua o colocándola en un baño donde haya humedad.

Suelo y maceta

Es importante utilizar un suelo bien drenado para evitar que las raíces de la planta se pudran. Recomendamos una mezcla de turba, humus de lombriz y material drenante, como grava volcánica o vermiculita. Evita utilizar suelos pesados y compactos que retengan demasiada humedad.

Utiliza una maceta con agujeros de drenaje para permitir que el agua se escape y evitar el estancamiento. Esto ayuda a prevenir el exceso de humedad en el suelo.

Poda y propagación

La poda regular es importante para mantener la Monstera obliqua saludable y estética. Elimina las hojas y partes en mal estado para promover un crecimiento saludable. Si deseas mantener la planta compacta, puedes podar los tallos para controlar su crecimiento.

La Monstera obliqua se puede propagar mediante esquejes. Corta un tallo saludable por debajo de un nudo y colócalo en agua hasta que desarrolle raíces. Luego, puedes trasplantarlo a una maceta con sustrato adecuado.

Hojas amarillas y problemas de riego

Si notas hojas amarillas en tu Monstera obliqua, esto puede ser un indicativo de exceso de riego y raíces podridas. Revisa el sustrato y considera espaciar el riego. Si el problema persiste, prepara una nueva mezcla de sustrato y trasplanta la tu Monstera obliqua.

El exceso de riego puede causar raíces podridas y hojas amarillas. Asegúrate de regar la planta adecuadamente, dejando que el sustrato se seque ligeramente entre riegos.

Quizás te interesen otras Monsteras como:

  1. Monstera standleyana: características, riego, poda y reproducción
  2. Monstera mínima o Rhaphidophora tetrasperma: Guía completa
  3. Planta Costilla de Adán o Monstera deliciosa: cuidados y características
  4. Monstera Adansonii: la planta favorita en baños y cocinas
  5. Cómo cuidar la Monstera Adansonii paso a paso
  6. Monstera Adansonii: reproducción paso a paso

Conclusión

Cuidar de la Monstera obliqua es fácil si sigues estos consejos. Proporciona la luz adecuada, mantén la temperatura cálida, riega correctamente y utiliza un suelo bien drenado. Presta atención a las hojas amarillas, ya que esto puede ser un indicio de problemas de riego. Ajústalo según sea necesario para mantener las hojas sanas y vibrantes. Disfruta de la belleza exótica de esta planta única y añade un toque tropical a tu hogar o jardín.