matalobos o acónito

Al matalobos o acónito se le considera la planta más venenosa que existe en Europa

 

El matalobos, también conocido como Aconitum napellus, es una planta venenosa y tóxica que pertenece a la familia de las Ranunculáceas. Esta considerada la planta más venenosa de Europa y contiene aconitina, un compuesto altamente tóxico y peligroso.

Anuncios

Contenido
  1. Características del matalobos o acónito
  2. Toxicidad del matalobos o acónito
  3. Usos medicinales controlados del matalobos o acónito
  4. Tratamiento de intoxicación por matalobos o acónito
  5. Referencias a la obra de Shakespeare
  6. Conclusión
  7. Preguntas Frecuentes

Características del matalobos o acónito

El matalobos crece en zonas montañosas de Europa, principalmente en los altos Pirineos, Sistema Ibérico y Sierra de Gúdar. Se encuentra en altitudes elevadas, entre los 1500 y 2000 metros. Suele habitar en pies poco poblados, claros del bosque, arroyos y zonas húmedas entre los pastos. Florece en verano y sus flores son de color azul-morado. Puede alcanzar una altura de hasta un metro.

Toxicidad del matalobos o acónito

La planta matalobos contiene aconitina, un alcaloide altamente tóxico que se encuentra principalmente en las raíces tuberosas de la planta. Las raíces son diez veces más concentradas en aconitina que las hojas de la planta. Una cantidad de 2 a 6 mg de aconitina es suficiente para matar a un ser humano. Los síntomas de intoxicación por Aconitum napellus incluyen parálisis sensoriales periféricas, bajón en las pulsaciones cardiacas, diarreas y alteraciones en el sistema termogenético.

Formas de intoxicación

El contacto con cualquier parte de la planta matalobos o acónito, como las flores, hojas o tallos, puede causar intoxicación a través de la piel. Los síntomas de intoxicación por contacto incluyen calor, picazón, embotamiento mental y sensación de frío. La aconitina es rápidamente absorbida por las membranas mucosas y también puede absorberse a través de la piel.

Usos medicinales controlados del matalobos o acónito

Aunque el matalobos es altamente venenoso, la aconitina se ha utilizado en medicina en cantidades controladas. Tiene propiedades antitusivas, antipiréticas y descongestionantes.

Tratamiento de intoxicación por matalobos o acónito

En caso de intoxicación por matalobos, no existe un antídoto específico. El tratamiento se basa en tratar los síntomas, evacuar el tóxico a través del uso de vomitivos y realizar un lavado de estómago. Se recomienda reposo absoluto y envolturas calientes. El pronóstico es favorable si el paciente sobrevive las primeras 24 horas.

Referencias a la obra de Shakespeare

El matalobos es mencionado en el primer capítulo de la obra "Macbeth" de Shakespeare, junto con otras sustancias tóxicas como la cicuta, belladona, tejo, solanina y beleño.

Conclusión

El Aconitum napellus o matalobos es una planta altamente venenosa y tóxica que contiene aconitina, el veneno más potente en Europa. Su contacto puede causar intoxicación a través de la piel y su ingestión puede ser mortal. Aunque tiene usos medicinales controlados, su toxicidad requiere precaución.

Preguntas Frecuentes

1- Qué es acónito y para qué sirve

Se ha utilizado com analgésico, ya que la aconitina actúa modificando las terminaciones nerviosas. Debe usarse siempre en dosis homeopáticas, dada su toxicidad y siempre bajo supervisión médica. También encuentra algunas aplicaciones como antipirético, antitusivo y descongestionante (vasoconstrictor).

2- Qué hace la planta Matalobos

Esta planta en particular es antitusiva, antipirética y descongestionante. Los casos por intoxicación son muy raros en España.

3- Qué pasa si tocas acónito

La sustancia que contiene es la aconitina. Un miligramo de ésta es suficiente para matar a un adulto. Si tocas el acónito, los primeros síntomas de intoxicación serán el hormigueo y el entumecimiento. Consumirlo causa quemaduras en la boca, vómitos y diarreas.

4- Dónde hay acónito en España

Esta planta se distribuye por Europa, norte de Asia y América del norte. En España la encontraremos en los Pirineos, Cordillera Cantábrica y Sierra Nevada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *