¿En qué consiste la funcion de nutrición? - Biología - ¿En qué consiste la funcion de nutrición?

Aprende qué es la función de la nutrición en los seres vivos

 

La nutrición es uno de los procesos biológicos fundamentales para la vida. Consiste en la incorporación de sustancias químicas desde el entorno externo al interior de los organismos, lo que les permite obtener materia y energía para crecer, reparar tejidos, moverse y realizar todas sus funciones vitales.

Anuncios

En esencia, comer es vivir. Sin alimento, ningún ser vivo, desde la bacteria más pequeña hasta el elefante más grande, podría existir. Como dice el refrán, "no solo de pan vive el hombre", pero sin pan, o su equivalente nutritivo, ciertamente no viviría mucho tiempo.

Contenido
  1. La nutrición cumple varias funciones cruciales:
  2. Procesos de la función de la nutrición

La nutrición cumple varias funciones cruciales:

Proveer energía para el metabolismo y la actividad. Los alimentos que ingerimos se descomponen en nutrientes que luego se transforman en adenosín trifosfato (ATP), la moneda energética fundamental de las células. Sin ATP no podrían darse la mayoría de las reacciones bioquímicas necesarias para la vida.

Suministrar materia prima para el crecimiento y renovación celular. Las proteínas, lípidos, hidratos de carbono y otras biomoléculas provenientes de nuestra dieta se utilizan para sintetizar nuevas células y tejidos, reemplazar las estructuras dañadas y permitir el desarrollo del organismo.

Regular los procesos metabólicos. Muchos nutrientes actúan directa o indirectamente como cofactores, inhibidores o activadores de enzimas y vías metabólicas, modulando así la fisiología celular. Por ejemplo, algunas vitaminas del complejo B participan en reacciones que permiten obtener energía a partir de los alimentos.

Procesos de la función de la nutrición

En los animales, incluidos los humanos, la nutrición presenta varias etapas integradas:

  • Ingestión: consiste en la entrada de alimentos a la cavidad digestiva a través de la boca. Implica la acción mecánica de morder, masticar y deglutir.
  • Digestión: en esta etapa tienen lugar la fragmentación física y la degradación química de los alimentos ingeridos para transformar las grandes moléculas orgánicas (carbohidratos, proteínas y lípidos) en otras más pequeñas, que puedan ser absorbidas por las células intestinales. Participan jugos gástricos, enzimas digestivas del estómago y páncreas, sales biliares, peristalsis intestinal, etc.
  • Absorción: los nutrientes resultantes de la digestión pasan a través de la pared del intestino delgado hacia la sangre y la linfa para ser distribuidos a las células de todo el cuerpo. En esta etapa intervienen mecanismos de transporte activo y pasivo.
  • Transporte: una vez en los fluidos corporales, los principios inmediatos provenientes de los alimentos son acarreados vía sanguínea o linfática a los tejidos para cubrir sus necesidades metabólicas. Por ejemplo, la glucosa es transportada desde el intestino hasta las células por la sangre.
  • Asimilación: consiste en la incorporación y transformación de los nutrientes por parte de las células, para la obtención de energía, la construcción de sus estructuras y el desarrollo de todas sus actividades fisiológicas. Implica procesos bioquímicos como la respiración celular, la síntesis de proteínas, etc.
  • Eliminación: los desechos nitrogenados resultantes del metabolismo celular, como la urea, deben ser removidos del organismo para prevenir la acumulación de sustancias tóxicas. En los vertebrados superiores, la eliminación está a cargo principalmente de órganos excretores como los riñones y los pulmones.

Como puede verse, la nutrición es un complejo proceso integrado e interdependiente, absolutamente esencial para la supervivencia de todas las formas de vida conocidas. Dependemos de una ingesta regular de alimentos que nuestro cuerpo pueda descomponer, absorber y aprovechar para renovar sus estructuras vitales constantemente.

Como afirmó Anthelme Brillat-Savarin, fisiólogo y gastrónomo francés, “dime lo que comes y te diré quién eres”. La composición molecular de nuestros tejidos y células es en gran medida reflejo directo de aquello que hemos comido. Si te ha gustado este artículo de BioSpace, te invito a leer este texto sobre la cadena alimenticia o cadena trófica, donde te explicamos de una manera amena, en qué consiste.

Referencias consultadas

  • Campbell, N.A. (2007). Biología (7ma edición). Editorial Médica Panamericana.
  • Cunningham, W.P. y Saigo, B.W. (2005). Environmental Science: a Global Concern (7ma edición). McGraw-Hill. New York, NY.