Cissus antarctica: cuidados - Cuidados y cultivo de plantas - Cissus antarctica: cuidados

Aprende a cuidar tu planta Cissus Antarctica o enredadera con estos consejos

 

El Cissus Antarctica, un arbusto perenne conocido como enredadera, puede adaptarse perfectamente tanto en áreas de sol como de sombra, creciendo rápidamente y cubriendo amplias superficies, convirtiéndose así en una opción económica y de fácil mantenimiento para crear un precioso y visual muro verde.

Anuncios

También es posible ubicarla en macetas para interiores, siempre que se disponga de buena ventilación y luz solar. Esta planta puede dar un toque de armonía a cualquier mesa de la casa, escritorio o incluso ser colgada en macetones.

Contenido
  1. Características del Cisus antarctica

Características del Cisus antarctica

Las plantas de sombra suelen ser especies típicas de la selva baja caducifolia, capaces de adaptarse a zonas sombreadas cubiertas por altos árboles o densos follajes, tolerando baja luminosidad.

Estas plantas pueden ornamentar interiores, siempre que haya buena ventilación. Algunas pueden resistir en ambientes menos ventilados, pero requieren un perfecto drenaje de agua.

Riego

El riego de una planta de sombra en jardín suele ser semanal, y cuando se encuentra en una maceta en interior, el riego se reduce a dos veces al mes, utilizando aproximadamente medio litro de agua cada 15 días. Para decorar y conservar la humedad, se pueden añadir corteza o piedras de río grande o pequeña.

Un indicador de falta de agua en la planta es el amarillamiento y arrugamiento de las hojas, mientras que el exceso de agua también produce hojas amarillas pero suaves. Deberás fijarte bien en estos casos.

Es fundamental controlar el riego para evitar la proliferación de enfermedades. Si la planta está en un interior, es recomendable sacarla una vez al mes por un día para airearse.

Abono y sustrato del Cissus Antarctica

Las plantas de sombra suelen requerir principalmente nitrógeno como fertilizante para fortalecer su follaje y promover el desarrollo de las hojas. Además, el lixiviado es útil para prevenir plagas.

El suelo ideal para estas plantas es una mezcla de tierra negra y tierra de hoja, y si la plantas en macetas es beneficioso agregar tezontle (piedra volcánica) en la parte inferior para optimizar el drenaje. Una malla de geotextil puede prevenir la obstrucción de los poros de este sustrato y asegurar un buen drenaje, especialmente importante para las plantas de interior.

Estas plantas perennes vienen en diversas texturas y tonos, incluyendo rojo cobrizo, amarillo y verde. Algunas especies que se destacan por su resistencia y exuberancia son la Cuna de Moisés, la Dracena, la Falsa Aralia y la Sanceveria o Espada.

Para mantener su vigor y brillo, estas plantas pueden limpiarse con un paño húmedo y extracto acuoso de humus de lombriz, también llamado lixiviado.

Riego

El riego de las plantas de sol en jardines es semanal, mientras que en macetas es dos veces por semana. Para un buen mantenimiento, es recomendable remover el suelo y enriquecerlo con tierra negra y tierra de hoja vegetal, que favorece la permeabilidad y buen drenaje del suelo.

En el caso de las macetas, es útil agregar tepojal (también podrías usar perlita) y de nuevo, y como ya te dije antes, una malla de geotextil para evitar que la tierra se escape al drenar el agua.

Posibles plagas y enfermedades

Las plagas son un problema común en las plantas de flor, especialmente durante la temporada de lluvias. Para prevenirlos, se puede usar lixibiado (de humus de lombriz), que además de proteger contra plagas, fortalece y vigoriza las plantas.

Y si ves algun bicho que otro como la cochinilla algodonosa o la araña roja, o los molestos trips, no dudes en usar jabón potásico rebajado con agua, o aceite de neem. Si te gustan las plantas de este genero, te recomiendo también la Cissus rhombifolia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *