celidonia o hierba verruguera

La Celidonia o Hierba Verruguera no sólo sirve para eliminar verrugas. Descubre las propiedades de esta hierba medicinal

 

La celidonia (Chelidonium majus), también conocida como Hierba Golondrina o Hierba Verruguera, es una planta perenne que pertenece a la familia de las Papaveráceas. Tiene su origen en Europa y el Mediterráneo y se ha utilizado con fines medicinales desde la antigüedad. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la celidonia también es una planta tóxica y su consumo debe ser supervisado por un profesional de la salud.

Anuncios

Contenido
  1. Propiedades curativas de la celidonia
  2. 1- Tratamiento de las verrugas
  3. 2- Alivio de dolores espasmódicos
  4. 3- Curación de afecciones de la piel
  5. 4- Tratamiento del herpes y la inflamación ocular
  6. 5-Es antibacteriana
  7. 6- Antiviral
  8. 7- Desintoxicante
  9. Hábitats de la celidonia
  10. Características de la planta
  11. Principios activos presentes en la celidonia
  12. Formas de consumo de la celidonia
  13. Efectos secundarios y contraindicaciones de la Celidonia
  14. Conclusión

Propiedades curativas de la celidonia

La celidonia se ha utilizado tradicionalmente por sus propiedades curativas en una variedad de dolencias. A continuación, se detallan algunas de las principales aplicaciones medicinales de esta planta:

1- Tratamiento de las verrugas

Uno de los usos más conocidos de la celidonia es para el tratamiento de las verrugas. Uno de los alcaloides presentes en la planta, tiene propiedades queratolíticas y puede ayudar a eliminar las verrugas. Se puede aplicar el látex de la planta directamente sobre la verruga varias veces al día hasta que desaparezca.

2- Alivio de dolores espasmódicos

La celidonia también presenta beneficios para aliviar dolores espasmódicos en las vías respiratorias, el estómago y la cabeza. Los alcaloides presentes en la planta tienen efectos relajantes y antiespasmódicos, lo que puede contribuir a disminuir los malestares en estas áreas del cuerpo. Esto ha llevado a que se utilice en forma de infusiones o extractos para tratar afecciones como el asma, la bronquitis y las migrañas.

3- Curación de afecciones de la piel

La celidonia tiene propiedades cicatrizantes y antimicrobianas que la hacen efectiva en el tratamiento de afecciones de la piel, como verrugas, ulceraciones y llagas. Su aplicación tópica puede ayudar a acelerar la curación y prevenir infecciones. Se recomienda diluir el látex de la planta antes de aplicarlo en la piel, evitando el contacto con áreas sensibles o mucosas.

4- Tratamiento del herpes y la inflamación ocular

La celidonia también es valorada por sus beneficios en el tratamiento del herpes y la inflamación ocular. Sus propiedades antivirales y antiinflamatorias pueden contribuir a aliviar los síntomas causados por estas afecciones. Se puede preparar una infusión de celidonia y utilizarla para realizar lavados oculares o aplicarla en la zona afectada con un hisopo estéril.

5-Es antibacteriana

Según algunos estudios, la celidonia contiene compuestos alcaloides, como la quelidonina y la sanguinarina, podrían tener actividad antimicrobiana, incluyendo propiedades antibacterianas.

6- Antiviral

Algunos informes sugieren que la celidonia tiene propiedades medicinales, incluidas algunas con posibles efectos antivirales, debido a la gran cantidad de alacaloides que contiene.

7- Desintoxicante

La creencia en las propiedades desintoxicantes de la celidonia puede deberse a varios componentes químicos presentes en la planta, como alcaloides, flavonoides y saponinas. Se argumenta que estos compuestos podrían tener efectos positivos en la salud al apoyar la función hepática y ayudar en la eliminación de toxinas del cuerpo.

Hábitats de la celidonia

La celidonia se encuentra comúnmente en hábitats húmedos y sombreados, como bosques y prados. Aunque su distribución geográfica abarca varias regiones, se ha adaptado especialmente a los climas templados de Europa y el Mediterráneo.

Características de la planta

La celidonia se caracteriza por tener tallos delgados y ramificados que pueden alcanzar una altura de hasta 80 centímetros. Sus hojas son alternas, pinnadas y de color verde claro. En cuanto a las flores, son de color amarillo brillante con cuatro pétalos y se agrupan en racimos terminales.

Principios activos presentes en la celidonia

La celidonia contiene varios principios activos que le confieren sus propiedades curativas. Entre ellos se encuentran:

  • Alcaloides: como la celidonina, que tiene efectos analgésicos y antiinflamatorios.
  • Flavonoides: que poseen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.
  • Saponinas: compuestos con propiedades antimicrobianas y antivirales.
  • Resinas: que contribuyen a sus efectos antifúngicos y antisépticos.

Formas de consumo de la celidonia

Existen diferentes formas de consumir la celidonia, dependiendo de la dolencia que se quiera tratar. A continuación se detallan algunas de las opciones más comunes:

1- Infusiones o zumos

Una forma popular de consumo es preparar una infusión o zumo de celidonia. Para ello, se puede utilizar tanto las hojas como las flores y los tallos de la planta. Se recomienda hervir agua y luego verterla sobre la planta, dejando reposar durante unos minutos. Posteriormente se cuela y se puede endulzar con miel o stevia si se desea.

2- Aplicación tópica en la piel

Para tratar afecciones cutáneas, se puede aplicar directamente el látex de la planta en la zona afectada. Sin embargo, es importante diluirlo previamente y evitar el contacto con áreas sensibles o mucosas, ya que puede causar irritaciones.

Es fundamental tener en cuenta que el consumo de la celidonia no se recomienda sin supervisión médica debido a su alta toxicidad. La dosis y la forma de consumo deben ser indicadas por un profesional de la salud.

Efectos secundarios y contraindicaciones de la Celidonia

Aunque la celidonia puede tener beneficios terapéuticos, también presenta efectos secundarios y contraindicaciones que es importante tener en cuenta:

1- Efectos secundarios de la ingesta

La ingesta de celidonia en dosis elevadas puede provocar efectos adversos en el organismo. Algunos de los posibles efectos secundarios incluyen insuficiencia renal, deterioro neurológico y debilidad muscular. Por esta razón, es fundamental evitar su consumo sin supervisión y seguir las indicaciones de un profesional de la salud.

2- Fototoxicidad en la aplicación tópica

La aplicación tópica de la celidonia puede causar fototoxicidad, es decir, sensibilidad extrema a la luz solar. Esto puede provocar quemaduras o irritaciones en la piel expuesta al sol después de su uso. Se recomienda evitar la exposición al sol después de la aplicación y utilizar protector solar de amplio espectro.

3- Interacción con medicamentos

La celidonia puede interactuar con algunos medicamentos, como sedantes, analgésicos y anticoagulantes. Por esta razón, es esencial consultar a un médico antes de comenzar cualquier tratamiento con celidonia, especialmente si se está tomando algún otro medicamento.

Conclusión

La celidonia es una planta con propiedades curativas ampliamente reconocidas. Sin embargo, su alta toxicidad la convierte en una planta potencialmente peligrosa si no se consume con precaución. Es fundamental buscar la guía de un profesional de la salud antes de utilizarla y seguir sus recomendaciones para garantizar una experiencia segura y beneficiosa.

Referencias consultadas: