cardo mariano

Cardo Mariano, para qué sirve, propiedades y contraindicaciones de esta planta medicinal

 

El cardo mariano (Silybum marianum) es una planta medicinal que se ha utilizado durante siglos en la medicina tradicional para tratar diversas afecciones del hígado y del sistema digestivo. Su nombre científico, Silybum marianum, deriva de la sustancia activa que contiene, la silimarina.

Anuncios

Contenido
  1. Propiedades del Cardo Mariano:
  2. 1- Antioxidante
  3. 2- Antiinflamatorio
  4. 3- Hepatoprotector
  5. Usos del Cardo Mariano:
  6. Tratamiento de afecciones hepáticas
  7. Otros usos
  8. Precauciones y efectos secundarios
  9. Seguridad del consumo de Cardo Mariano
  10. Efectos secundarios
  11. Precauciones y contraindicaciones
  12. Interacciones con medicamentos
  13. Interacciones con ciertos medicamentos
  14. Consejos y recomendaciones
  15. Conclusión

Propiedades del Cardo Mariano:

1- Antioxidante

Una de las principales propiedades del cardo mariano es su capacidad antioxidante. La silimarina, el ingrediente activo presente en las semillas de los cardos, es un potente antioxidante que puede proteger el hígado contra el estrés oxidativo y los daños causados por los radicales libres.

Los antioxidantes son moléculas que pueden neutralizar los radicales libres, los cuales son átomos inestables que pueden dañar las células del cuerpo. El estrés oxidativo causado por los radicales libres puede contribuir al desarrollo de enfermedades hepáticas, como la hepatitis y la cirrosis.

Además de proteger el hígado, los antioxidantes también pueden beneficiar a otros órganos y sistemas en el cuerpo. Por ejemplo, estudios han demostrado que la silimarina puede tener efectos antioxidantes en el corazón, los riñones y el cerebro.

El cardo mariano es una fuente natural de antioxidantes que puede ayudar a proteger el hígado y otros órganos contra el estrés oxidativo y los daños causados por los radicales libres.

2- Antiinflamatorio

Otra propiedad importante del cardo mariano es su capacidad antiinflamatoria. La inflamación es una respuesta natural del cuerpo a una lesión o infección, pero cuando se vuelve crónica puede contribuir al desarrollo de enfermedades crónicas, como la enfermedad del hígado graso no alcohólico.

El cardo mariano ha demostrado tener propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la inflamación en el hígado y otros órganos. Estudios han demostrado que la silimarina puede inhibir la producción de sustancias inflamatorias y reducir la actividad de las enzimas inflamatorias en el cuerpo.

Estos efectos antiinflamatorios pueden ser beneficiosos para personas con enfermedades hepáticas inflamatorias, como la hepatitis o la cirrosis. Sin embargo, se necesita más investigación para comprender completamente cómo el cardo mariano puede actuar como un agente antiinflamatorio.

3- Hepatoprotector

Una de las propiedades más destacadas del cardo mariano es su capacidad para proteger el hígado de diversas enfermedades y factores de riesgo. La silimarina presente en el cardo mariano puede ayudar a fortalecer las células hepáticas y promover la regeneración de los tejidos dañados.

La eficacia del cardo mariano como hepatoprotector se ha estudiado en varias investigaciones. Por ejemplo, un estudio publicado en la revista "Liver International" examinó los efectos del cardo mariano en pacientes con hepatitis C crónica y encontró que la silimarina mejoró significativamente la función hepática y redujo los niveles de enzimas hepáticas inflamatorias.

Otro estudio realizado en ratones encontró que la silimarina administrada junto con una dieta rica en grasas ayudó a prevenir el daño hepático causado por la esteatosis, una acumulación anormal de grasa en el hígado.

En general, el cardo mariano ha sido ampliamente estudiado por sus efectos hepatoprotectores y se considera un remedio natural prometedor para el tratamiento y prevención de enfermedades hepáticas.

Usos del Cardo Mariano:

Tratamiento de afecciones hepáticas

El cardo mariano se utiliza ampliamente en el tratamiento de diversas afecciones hepáticas, como la hepatitis, la cirrosis y la esteatosis. La silimarina presente en el cardo mariano ayuda a proteger y regenerar las células hepáticas, mejorando así la función del hígado.

Un estudio publicado en la revista "Gastroenterology" analizó el efecto del cardo mariano en pacientes con hepatitis viral crónica y encontró que la administración de silimarina mejoró significativamente los síntomas y la función hepática en comparación con el grupo de control.

Además de la hepatitis, el cardo mariano también ha mostrado beneficios en pacientes con cirrosis hepática y esteatosis. Un estudio publicado en la revista "Hepatology" encontró que la administración de silimarina mejoró la supervivencia en pacientes con cirrosis alcohólica compensada y redujo la progresión de la enfermedad hepática.

En el caso de la esteatosis hepática, un estudio realizado en pacientes con esteatosis no alcohólica encontró que la administración de silimarina ayudó a reducir la inflamación y mejorar la función hepática.

Estos resultados respaldan el uso del cardo mariano como una terapia complementaria para el tratamiento de diversas afecciones hepáticas.

Otros usos

Además de su efecto en el hígado, el cardo mariano también se utiliza para tratar otras afecciones y síntomas. Algunos de los usos adicionales del cardo mariano incluyen:

  • Tratamiento de la diabetes tipo 2: La silimarina presente en el cardo mariano puede mejorar la sensibilidad a la insulina y ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre en pacientes con diabetes tipo 2.
  • Alivio de la indigestión: El cardo mariano puede ayudar a aliviar síntomas como acidez estomacal, gases y malestar estomacal.
  • Protección contra los efectos tóxicos de los medicamentos: La silimarina puede ayudar a mitigar los efectos tóxicos de ciertos medicamentos, como los antidepresivos y los analgésicos, en el hígado.

Estos usos adicionales del cardo mariano se basan en la investigación científica, pero se requiere más investigación para comprender completamente cómo funciona el cardo mariano en estas afecciones.

Precauciones y efectos secundarios

Seguridad del consumo de Cardo Mariano

En general, el consumo de cardo mariano por vía oral en dosis adecuadas parece ser seguro para la mayoría de las personas. Estudios han demostrado que el cardo mariano es bien tolerado y no causa efectos secundarios graves en la mayoría de los casos. Sin embargo, como con cualquier suplemento o medicamento, siempre es importante seguir las indicaciones de dosificación y consultar con un profesional de la salud antes de comenzar a tomarlo.

Efectos secundarios

Aunque el cardo mariano es generalmente seguro, en algunos casos puede causar efectos secundarios leves, como trastornos gastrointestinales, picazón y dolor de cabeza. Estos efectos secundarios suelen ser transitorios y desaparecen una vez que se suspende el consumo del cardo mariano.

Un estudio publicado en la revista "Phytotherapy Research" examinó los efectos secundarios del cardo mariano en pacientes con enfermedad hepática alcohólica y encontró que solo el 1.2% de los participantes experimentaron efectos secundarios leves y no hubo informes de efectos secundarios graves.

Precauciones y contraindicaciones

Aunque el cardo mariano es generalmente seguro, existen ciertas precauciones y contraindicaciones que deben tenerse en cuenta:

  • Personas con diabetes: El cardo mariano puede disminuir los niveles de glucosa en la sangre, por lo que las personas con diabetes deben tener cuidado al tomarlo y monitorear regularmente sus niveles de azúcar en la sangre.
  • Ciertos tipos de cáncer: Se recomienda evitar el consumo de cardo mariano en personas con ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de mama, el cáncer de ovario y el cáncer de útero, debido a sus posibles efectos hormonales.
  • Sensibilidad a las plantas de la familia de las Asteráceas: El cardo mariano pertenece a la familia de las Asteráceas, que incluye plantas como la margarita y la achicoria. Las personas que tienen alergia o sensibilidad a estas plantas deben evitar el consumo de cardo mariano.

Es importante tener en cuenta que estas precauciones y contraindicaciones se basan en la información actualmente disponible y pueden variar según cada individuo. Siempre es recomendable consultar a un profesional de la salud antes de tomar cardo mariano, especialmente si se tienen condiciones médicas o se están tomando otros medicamentos.

Interacciones con medicamentos

Interacciones con ciertos medicamentos

El cardo mariano puede afectar la forma en que el cuerpo procesa ciertos medicamentos, lo que puede resultar en interacciones negativas. Algunos medicamentos que pueden interactuar con el cardo mariano incluyen:

  • Diazepam: El cardo mariano puede disminuir la eficacia del diazepam, un medicamento que se utiliza para tratar la ansiedad y los trastornos del sueño.
  • Warfarina: El cardo mariano puede aumentar los efectos anticoagulantes de la warfarina, un medicamento utilizado para prevenir la formación de coágulos sanguíneos.
  • Raloxifeno: El cardo mariano puede disminuir la eficacia del raloxifeno, un medicamento utilizado para prevenir la osteoporosis en mujeres postmenopáusicas.
  • Simeprevir: El cardo mariano puede disminuir la eficacia del simeprevir, un medicamento utilizado para tratar la hepatitis C crónica.
  • Sirolimus: El cardo mariano puede disminuir la eficacia del sirolimus, un medicamento utilizado para prevenir el rechazo de órganos en pacientes trasplantados.

Si estás tomando alguno de estos medicamentos, es importante hablar con un profesional de la salud antes de comenzar a tomar cardo mariano. Pueden ser necesarios ajustes en la dosis o cambios en el tratamiento para evitar interacciones negativas.

Consejos y recomendaciones

Aquí hay algunos consejos y recomendaciones adicionales a tener en cuenta al usar el cardo mariano:

  • Habla con un médico: Antes de tomar cardo mariano, especialmente si estás tomando medicamentos o si tienes alguna condición médica, es importante hablar con un profesional de la salud para obtener orientación y recomendaciones específicas.
  • Toma dosis adecuadas: Sigue las indicaciones de dosificación recomendadas en el producto y no excedas la dosis recomendada sin consultar a un profesional de la salud.
  • Observa cualquier cambio o efecto secundario: Si experimentas algún cambio en tu salud o efectos secundarios mientras tomas cardo mariano, consulta con un profesional de la salud de inmediato.

Conclusión

El cardo mariano es una planta medicinal con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y hepatoprotectoras. Ha sido utilizado durante siglos en la medicina tradicional para tratar diversas afecciones del hígado y del sistema digestivo.

Se utiliza principalmente en el tratamiento de afecciones hepáticas como la hepatitis, la cirrosis y la esteatosis. Sin embargo, también se ha investigado su uso en el tratamiento de la diabetes tipo 2 y la indigestión, entre otros usos adicionales.

Aunque el cardo mariano es generalmente seguro, es importante tener en cuenta las precauciones, efectos secundarios y posibles interacciones con medicamentos. Siempre es recomendable hablar con un profesional de la salud antes de comenzar a tomar cardo mariano, especialmente si se tienen condiciones médicas o se están tomando otros medicamentos.

Fuentes consultadas:

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30080294/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/20564545/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34399200/
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15846671/