agua potable

Agua potable: Características, procesos y beneficios

 

El agua potable es esencial para la supervivencia humana, y se caracteriza por estar libre de microorganismos y sustancias tóxicas. La Organización Mundial de la Salud establece los requisitos para el acceso a agua potable.

Anuncios

En esta publicación exploraremos la importancia de tener acceso a una fuente de agua potable cercana, y obtener suficiente cantidad diaria por cada miembro de una familia.

Contenido
  1. Características del agua potable
  2. Proceso de potabilización del agua potable
  3. Alternativas para obtener agua potable, cuando no se puede acceder a una fuente potable
  4. Conclusión
  5. Preguntas Frecuentes

Características del agua potable

Limpia y segura

Uno de los aspectos más importantes del agua potable es que no supone ningún riesgo para la salud humana. El agua potable debe estar libre de microorganismos y no puede transmitir enfermedades. Por lo tanto, es crucial mantener el agua potable libre de contaminantes y microorganismos patógenos.

Ejemplos de enfermedades transmitidas por el agua no potable incluyen la diarrea, la hepatitis A y la fiebre tifoidea. Estas enfermedades pueden causar síntomas graves y, en algunos casos, incluso pueden ser mortales.

Incolora

El agua potable debe ser transparente, sin ningún tipo de coloración. Es importante aclarar que algunas personas pueden percibir un ligero tinte blanquecino en el agua del grifo. Eso es debido a la presencia de cloro. Sin embargo, esto no afecta la potabilidad del agua.

También es importante tener en cuenta, que existen otros factores que pueden afectar la apariencia del agua potable. Como por ejemplo la presencia de minerales o sedimentos. Sin embargo, estos elementos no deben poner en riesgo la salud del consumidor.

Inodora

El agua potable no debe tener ningún olor desagradable. La presencia de olores extraños en el agua potable, puede indicar la presencia de contaminantes o microorganismos indeseados. Es importante tener en cuenta que algunos desinfectantes, como el cloro, pueden tener un olor característico. Sin embargo, esto no debe ser confundido con un olor desagradable.

Por otro lado, algunos olores comunes en el agua no potable pueden incluir el olor a sulfuro. Esto se debe a la presencia de bacterias anaeróbicas, o el olor a moho, causado por la presencia de algas o hongos.

Insípida

El agua potable no debe tener ningún sabor. La presencia de sabores extraños en el agua potable, puede indicar la presencia de elementos indeseados. Es importante destacar, que esta característica no se refiere al sabor natural del agua. Puede variar dependiendo de su origen geográfico.

Por ejemplo, el agua proveniente de manantiales minerales puede tener un sabor ligeramente mineralizado. Eso es debido a la presencia de sales minerales disueltas. Sin embargo, cuando el agua potable tiene un sabor fuerte o desagradable, puede indicar la presencia de contaminantes como metales pesados o productos químicos.

Sin elementos en suspensión

El agua potable no debe tener turbiedad. Es decir, no debe contener partículas en suspensión que afecten su transparencia. La presencia de elementos en suspensión puede deberse a diversos factores. Por ejemplo a la presión en las tuberías de distribución de agua. Sin embargo, estos elementos no deben poner en riesgo la salud del consumidor.

Algunos ejemplos de elementos en suspensión que pueden afectar la potabilidad del agua incluyen la presencia de arcilla, limo o partículas metálicas. Estos elementos pueden ser eliminados mediante técnicas de filtración adecuadas, durante el proceso de potabilización del agua.

Libre de contaminantes

El agua potable no debe contener elementos orgánicos, inorgánicos o radiactivos que puedan representar un riesgo para la salud humana. La presencia de contaminantes en el agua potable puede tener graves consecuencias para la salud. Por eso es imprescindible garantizar que el agua cumpla con los estándares de calidad establecidos.

Algunos ejemplos de contaminantes comunes que deben ser eliminados durante el proceso de potabilización del agua, son los pesticidas y los metales pesados. También los compuestos orgánicos volátiles y los productos químicos industriales.

La exposición a estos contaminantes puede causar efectos adversos para la salud. Como por ejemplo problemas gastrointestinales, enfermedades del sistema nervioso y cáncer.

Mantener una proporción adecuada de gases y sales inorgánicas disueltas

Es importante mantener una proporción equilibrada de gases y sales inorgánicas en el agua potable para garantizar su calidad. Esta proporción es fundamental, para asegurar que el agua sea saludable y beneficiosa para el organismo humano.

La correcta proporción de gases y sales inorgánicas disueltas en el agua potable puede proporcionar beneficios para la salud. Por ejemplo el equilibrio de electrolitos, la hidratación adecuada y la contribución a procesos metabólicos esenciales.

Algunos ejemplos de gases y sales inorgánicas comunes presentes en el agua potable son el oxígeno disuelto, el dióxido de carbono, el calcio, el magnesio, el sodio y el potasio.

Sin microorganismos patógenos

Es fundamental realizar análisis adecuados, para garantizar que el agua potable esté libre de microorganismos patógenos. Especialmente aquellos de origen fecal, que pueden representar un grave riesgo para la salud humana.

La presencia de microorganismos patógenos en el agua potable puede causar enfermedades graves. Entre ellas la cólera, la giardiasis y la hepatitis. Por lo tanto, es crucial asegurarse de que el agua potable cumpla con los estándares establecidos y sea segura para el consumo humano.

Algunos ejemplos de enfermedades causadas por microorganismos patógenos presentes en el agua no potable incluyen la diarrea, la disentería, la fiebre tifoidea y la leptospirosis.

Proceso de potabilización del agua potable

Captación del agua desde fuentes naturales

El primer paso en el proceso de potabilización del agua potable es la captación del agua desde fuentes naturales, como ríos, lagos o acuíferos. Para ello, se utilizan electrobombas. Además, se realiza una filtración inicial a través de rejas para retener los sólidos y materiales grandes.

Algunos ejemplos de fuentes naturales de agua utilizadas para el suministro de agua potable son los embalses, los manantiales y los pozos.

Coagulación/floculación

Después de la captación del agua, se lleva a cabo el proceso de coagulación/floculación. Durante este proceso, se eliminan las partículas suspendidas en el agua, como algas y plancton, que pueden afectar el sabor y el olor del agua potable.

Algunos ejemplos de sustancias que pueden ser eliminadas durante la coagulación/floculación son:

  • Las partículas sólidas suspendidas
  • Los compuestos orgánicos
  • Los metales pesados.

Sedimentación

Después de la coagulación/floculación, el agua pasa por un proceso de sedimentación. Durante este proceso, los flóculos formados durante la coagulación/floculación se eliminan mediante la acción de la gravedad.

Estos son algunos ejemplos de flóculos que pueden ser eliminados durante la sedimentación son:

  • Las partículas suspendidas
  • Los sedimentos
  • Las impurezas presentes en el agua.

Filtración

Después de la sedimentación, el agua pasa por un proceso de filtración. La filtración reduce la turbidez del agua y elimina los quistes de organismos parásitos a través de filtros o medios porosos.

Algunos ejemplos de organismos parásitos que pueden ser eliminados durante la filtración son la Giardia y el Cryptosporidium, que pueden causar enfermedades intestinales graves.

Desinfección

El último paso en el proceso de potabilización del agua potable es la desinfección. Durante este proceso, se eliminan los microorganismos patógenos mediante diversos métodos de desinfección. Por ejemplo la cloración, la ozonización o la radiación ultravioleta.

Ejemplos de métodos de desinfección utilizados durante el proceso de potabilización del agua son:

  • La cloración con cloro gaseoso o hipoclorito de sodio
  • La ozonización con ozono
  • La radiación ultravioleta.

Alternativas para obtener agua potable, cuando no se puede acceder a una fuente potable

Hervir el agua

Una alternativa sencilla para obtener agua potable cuando no se puede acceder a una fuente potable, es hervirla. Hervir el agua a una temperatura de 100 grados Celsius durante al menos 5 minutos, puede eliminar los microorganismos patógenos. Eso la hace segura para el consumo humano.

Algunos ejemplos de situaciones en las que se puede aplicar el método de hervir el agua son:

  • Cuando se va de camping
  • Durante emergencias
  • Cuando no se dispone de agua potable disponible.

Otros métodos de potabilización del agua

Además de hervir el agua, existen otros métodos alternativos para obtener agua potable cuando no se puede acceder a una fuente potable. Estos métodos incluyen el uso de filtros de agua portátiles y la utilización de productos químicos para la desinfección.

Ejemplos de situaciones en las que se puede aplicar estos métodos alternativos son:

  • Durante viajes al aire libre
  • En zonas rurales sin acceso a agua potable
  • Durante emergencias naturales o desastres.

Conclusión

El agua potable es esencial para la supervivencia humana. Tiene que cumplir con una serie de características básicas. Debe ser limpia, segura, incolora, inodora, insípida y libre de elementos en suspensión y contaminantes. El proceso de potabilización del agua incluye la captación del agua, la coagulación/floculación, la sedimentación, la filtración y la desinfección.

Cuando no se puede acceder a una fuente potable, existen otras alternativas. Como por ejemplo, hervir el agua o utilizar otros métodos de potabilización. En definitiva, garantizar el acceso a agua potable segura y saludable es fundamental para mantener la salud y el bienestar de las personas. También para proteger el medio ambiente.

Además, el consumo de agua potable proporciona una serie de beneficios para la salud y el medio ambiente. Contribuye a la hidratación adecuada, mantiene el equilibrio de electrolitos y participa en procesos metabólicos esenciales. Es crucial promover el acceso a agua potable y concienciar sobre la importancia de su consumo.

Preguntas Frecuentes

Qué quiere decir que el agua sea potable

Que el agua sea potable significa que es segura y apta para el consumo humano y para uso doméstico, sin representar un riesgo para la salud.

Qué es tener agua potable

Tener agua potable, significa contar con un suministro de agua que cumpla con los estándares de calidad y seguridad establecidos para el consumo humano y las actividades domésticas.

Qué es agua potable y qué contiene

El agua potable es aquella que es segura para beber y usar en actividades cotidianas como cocinar y lavar. Debe cumplir con ciertos estándares de calidad que garanticen su pureza y seguridad. El agua potable típicamente contiene minerales disueltos en cantidades seguras para la salud. Además posee niveles aceptables de microorganismos y contaminantes químicos.

Cuáles son los requisitos que debe cumplir el agua potable

  • El agua potable debe cumplir con varios requisitos para garantizar su seguridad y calidad. Estos incluyen:
  • Ausencia de contaminantes químicos y biológicos en cantidades que representen un riesgo para la salud.
  • Niveles seguros de minerales y elementos disueltos.
  • Cumplimiento de estándares establecidos por autoridades sanitarias y reguladoras.
  • Claridad y transparencia adecuadas.
  • Sabor y olor aceptables para el consumo humano.
  • pH dentro de un rango seguro.
  • Libre de microorganismos patógenos como bacterias, virus y parásitos.