Laura Kohan

12.90

Podemos mimar nuestro paladar al mismo tiempo que cuidamos nuestro organismo, ese es el fruto de la alimentación. Somos lo que comemos, y por eso la calidad de los ingredientes que entran en nuestro cuerpo son de vital importancia para funcionar correctamente en cada una de las etapas a las que nos enfrentaremos en nuestra vida. Un concepto que poco a poco va calando más hondo entre muchos consumidores, que inclinan más su cesta de la compra semanal hacia los productos locales, de temporada y ecológicos.